17/2/15 12:00:00 a. m. - El Pueblo asi lo pide... Danilo Medina 4 años más !!!
PDF  Print  E-mail 

Imagen Hipolito y el impacto de lo improbable

Posteado por Administrador 20/11/11 4:49:00 p. m.
Por : Haivanjoe NG Cortiñas.

Los análisis que se hacen en el campo político, sociológico, económico, de la naturaleza, o en cualquier ámbito casi siempre consideran a lo estimable, el promedio, lo más común, lo básico, la tendencia, etc. y ello deriva en lo esperado, en lo posible; pocas veces los análisis se ocupan de lo menos probable; de ahí que cuando resulta se produce lo inesperado, el impacto de lo improbable y casi seguro que eso termina siendo la noticia del momento.

Lo anterior ocurrió y ocurre con el candidato del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), El señor Hipólito Mejía.

Dos años atrás dentro y fuera del PRD se daba como un hecho que el candidato a la presidencia por ese partido sería el señor Miguel Vargas Maldonado; sin embargo, en marzo del 2011 ganó la convención interna de ese partido el ex-presidente de la república, Señor Hipólito Mejía.

Resultó lo inesperado, lo improbable; de ahí su impacto en lo inmediato, tanto a lo interno como a lo externo del PRD.

Resultaba improbable porque el ABC de cualquier análisis indicaba que dado el hecho que el señor Mejía había sido presidente con resultados negativos; así como que el señor Vargas Maldonado había competido con el doctor Leonel Fernández Reyna en forma satisfactoria; además de que no había sido presidente de la República, al tiempo que controlaba los principales puestos de dirección en su partido, lo proyectaban como el seguro ganador de la convención. Era lo probable.

Ya Mejía como candidato y puesta en marcha el modelo de estrategia de campaña, presentándolo como una persona diferente, su equipo logra posicionarlo en el primer lugar en las encuestas. Sus estrategas muy conformes con esos resultados entendían que nada tenía que variar, bajo la premisa que lo que ha dado resultado no tiene por qué cambiarse; pero perdieron de vista un factor, aquel que no está a la vista, que no es el promedio, que no es la tendencia, lo improbable, causado por lo inesperado: El agotamiento del modelo de campaña.

Una campaña electoral en ningún país del mundo puede sostenerse en base a un slogan y al silencio de su candidato. El slogan y el silencio terminan agotándose porque los electores y sectores al final demandan propuestas, expuestas con una comunicación efectiva y obviamente el silencio y el slogan no resultan ser suficientes.

Pero ahí viene la complicación o el dilema, el silencio tal vez más que una fortaleza de la estrategia era una necesidad, el candidato no controla su inteligencia emocional y pasa a manifestar conductas atípicas. Si habla, se equivoca u ofende y si se queda callado los electores lo ven como un mudo o que no tiene propuestas y cambian de preferencias.

Los votantes no solo emiten su voto por emoción; sino también con la razón y aunque tal vez es verdad que en uno de los tramos de la campaña la mayoría podría mostrar su intención de votos por pasión, los hacedores de opinión pública y privada; así como también quienes ejercen influencia sobre la población menos instruida o informada, terminan incidiendo al momento de la elección y la brecha entre la pasión y la razón se cierra a favor de la última. Esto es lo que ha ocurrido en los actuales momentos.

Al Partido de la Liberación Dominicana (PLD) escoger y proclamar su candidato y poner en marcha parte de su estrategia electoral y al modelo de campaña del PRD comenzar a dar signos de agotamiento, ha resultado lo que hace tres meses era improbable, que el candidato a la presidencia por el PLD, luego de haber una diferencia de casi 15.0% a favor del candidato del PRD, pase a estar empatado o a superarlo con un par de puntos porcentuales, esto pese a que la oferta electoral del PLD ahora es que acaba de completarse y de seguro que cuando se mida la diferencia será aún mayor.

Al candidato Hipólito Mejía le está pasando lo que le ocurrió al señor Miguel Vargas en la convención del PRD, el impacto de lo altamente improbable, que el señor Danilo Medina esté ocupando el primer lugar en la preferencia de los electores, caminando a un triunfo definitivo en las elecciones presidenciales del 20 de mayo del 2012.